El pulido consiste en devastar o rebajar la capa superficial del suelo con maquinaria específica y permite recuperar suelos desgastados. El pulido de suelos en Valencia se lleva a cabo sobre todo en suelos de granito o mármol, aunque gracias a las últimas técnicas con discos diamantados, se puede realizar esta técnica también con otros materiales.

Para saber cuándo es necesario pulir un suelo, es importante diferenciar entre manchas y agresiones. Siempre y cuando una superficie esté manchada, podrá ser limpiada, pero si se trata de una superficie que ha sufrido agresiones (bien por golpes o por desgaste), será necesario un pulido para recuperar su aspecto original. El pulido de suelos en Valencia es la mejor opción para restaurar el brillo y la belleza natural de los suelos.

Cuando hayamos determinado que el suelo sufre desgaste o agresiones que hacen que requiera un pulido, debemos saber que este proceso elimina también el brillo del pavimento, por lo que tras él será necesario llevar a cabo lo que se conoce como cristalizado o abrillantado. Cabe destacar que en el proceso de pulido pueden repararse algunos desperfectos como grietas o pequeñas roturas.

En el caso de que el desgaste sea superficial y el suelo no presente muchos golpes o desconchones, puede que el especialista recomiende un micropulido. Esto sucede porque el objetivo del pulido es dejar la superficie lisa, por lo tanto, habrá que rebajar más cuanto más deteriorado esté el material. Este desgaste junto con el tratamiento posterior harán que el suelo no solo recupere el brillo y la belleza, sino que también aumente su durabilidad y resistencia.

En Woman Limpiezas te recomendamos no usar productos sin antes haber consultado con un especialista, que es el que mejor sabrá recomendar el procedimiento a seguir. Esperamos que este post te haya ayudado a responder a la pregunta de cuándo es necesario recurrir al pulido de un suelo.