Tanto el mármol como el granito son dos de las piedras nobles naturales utilizadas más frecuentemente en la construcción. Para evitar tener que recurrir al pulido de suelos en Valencia con frecuencia, es conveniente que tomes algunas medidas de prevención y mantenimiento, asegurando así sus óptimas condiciones. Aunque su durabilidad y resistencia son excelentes, no hay que descuidar su mantenimiento en el día a día.

Lo primero que debes saber es que, al tratarse de una piedra natural, tanto el granito como el mármol son materiales porosos, por lo que es fácil que penetren profundamente las manchas, haciendo necesario el pulido de suelos en Valencia o el abrillantado de encimeras. Para evitarlo, lo más conveniente es encerar de vez en cuando la superficie con productos específicos y limpiar las manchas cuanto antes con agua y, en caso de ser necesario, jabón neutro.

Para evitar que la piedra pierda brillo, es importante que tengas cuidado con los utensilios con los que limpias. Deberás utilizar un trapo de algodón para el mantenimiento diario o una esponja cuando quieras quitar alguna mancha. Si se trata de suciedad más resistente, podrás usar un cepillo y, en última instancia, lana de aluminio 0000 para frotar muy suavemente la mancha.

Respecto a los productos, deberás buscar siempre fórmulas muy suaves, optando en la mayoría de los casos por agua e incorporando jabón neutro cuando haya mayor suciedad. Si las patas de una silla o mesa han dejado manchas de óxido, la manera más delicada es quitarlas con una solución de limón y sal. Si la superficie a tratar tiene restos de vino, puedes quitarlos frotando un paño humedecido con una mezcla de agua y cloro.

Si estos consejos no son suficientes y necesitas ayuda de profesionales, en Woman Limpiezas llevamos más de 20 años dedicándonos a los servicios profesionales de limpieza. Ponte en contacto con nosotros para más información.